Correos Market
imagen icono de categoria

Alimentación

El Serralet de Segària
"La mejor miel"
Elaboración Cosas Naturales

Historia

El Serralet de Segària es una pequeña empresa familiar de tres generaciones, dedicada a diferentes ramas de la apicultura desde hace más de 80 años: la recolección de miel natural y artesanal, la concienciación de la importancia del mundo apícola mediante talleres de apiturismo, y la venta de panales de miel cruda y detalles para eventos.

Las abejas son animales imprescindibles en la polinización y, por lo tanto, en la supervivencia de nuestro planeta. No obstante, el mundo apícola es desconocido y no recibe la atención que necesita. Nosotros, con mimo, esfuerzo y cariño, llevamos más de 80 años recolectando miel natural y concienciando al mayor número posible de personas de la importancia que estos pequeños animales tienen en nuestro planeta.


Proyecto

Desde el 1940, tres generaciones familiares han trabajado arduamente por preservar y proteger el mundo apícola desde El Serralet de Segària. Recientemente hemos ido un paso más allá, ya que pensábamos que era necesario aumentar nuestra presencia online para que todo el mundo, independientemente de dónde se encuentre, pueda saborear nuestra miel pura hecha de forma artesanal, probar el panal más natural, encontrar los detalles para su día especial y, además, venir a conocer nuestros talleres de apiturismo en la Sierra de Segaria, en la Marina Alta (Alicante).

Nuestro objetivo es concienciar a la gente de la importancia de las abejas, de los beneficios de consumir miel natural y artesanal, así como explicarles cómo funciona el mundo apícola desde dentro.


Equipo

Nuestra aventura comienza en el 1941, año en el que nuestro abuelo compró sus primeras colmenas a un buen amigo, iniciándose así en el maravilloso mundo de la apicultura.

Durante los primeros años, las colmenas siempre estaban en casa, por lo que, dependiendo del año y de la floración, se podía recolectar miel de azahar o miel de flores.

Años después, cuando empezó la trashumancia y pudo desplazarse a sitios como Teruel, Cuenca, Albacete o Sevilla, aumentó la producción de miel y empezó a vender miel al por mayor.

Nuestro padre, que creció rodeado de abejas, decidió involucrarse también en el mundo apícola. Fue entonces, en el año 1989, cuando podemos empezar a hablar de la segunda generación.

Ver más información