Correos Market
imagen icono de categoria

Alimentación

Palacio de Lerma
"El mejor vino de la comarca"
Elaboración de Vinos

Historia

En los años 90 vimos como surgía el boom del vino en España y en la ribera del Duero. Todo el mundo quería poner una bodega, recuerdo amigos que no habían vendimiado ni bebido vino, ni visto un majuelo en su vida que se metían en el negocio del vino. Nosotros en Arlanza no estábamos en ese tren… la concesión de D.O. Arlanza se retrasaba año tras año quedando nuestra zona y sus vinos fuera de la promoción comercial que suponía disponer del sello DO. Muchos viticultores ante el bajo precio que se pagaba por la uva optaron por arrancar la viñas y dedicarse al cereal que daba menos disgustos y más beneficio. Durante años he visto el declive y abandono de una zona de viñas histórica como es Arlanza, nuestros vinos eran eclipsados año tras año por los abrumadores vinos y grandes bodegas de nuestros vecinos del Duero y Rioja. A pesar de este panorama, hoy nos reivindicamos un pequeño grupo de viticultores y bodegueros de la zona para poner en valor lo que nunca se debería haber perdido, recuperar viñedos y la influencia que la viticultura de esta zona ha tenido en sus gentes, en su economía y en las provincias colindantes.

Proyecto

“Tesoros olvidados “ es el nombre que damos a nuestro proyecto de recuperación de viñedos. A través de este proyecto recuperamos viñedos ancestrales que quedan olvidados porque sus dueños no pueden o no tienen descendientes que puedan seguir trabajandolos. Nosotros nos hacemos cargo de ellos y con agricultura sostenible los cuidamos para producir la uva de siempre.
Son verdaderos tesoros, pues contienen diferentes variedades mezcladas de viñas centenarias, viñedos en vaso de líneos irregulares y de producciones muy limitadas. De estos viñedos que en la mayoría de los casos están en zonas límite de producción, zonas altas, zonas rodeadas de monte y naturaleza sacamos las uvas para hacer nuestros vinos más radikales, nuestros Radikalwines, que son vinos que quieren reflejar la tipicidad de la zona de la manera más manifiesta, más radical.
Elaboramos micro vinificaciones de parcelas y de viñedos extremos ( zonas límite), viñedos de altura, buscando la radicalidad como elemento de identidad. Quiero que mis vinos sepan al paisaje extremo del que proceden. Quiero vinos inusuales, extraordinarios para minorías más que vinos comunes que estén bebibles para la mayoría.
Cansado de las modas en vino y de beber más de los mismo, de vinos sin personalidad fruto de protocolos de vinificación de laboratorio, de levaduras, de enzimas, de exceso de madera, de mover y marear el vino. Busco una regresión al pasado, a la pureza, a la tipicidad de los vinos, a la mínima intervención… por eso me voy al límite . Mis vinos no son para todo el mundo y con esto no digo que sean para expertos, elaboro vinos para las personas que además de disfrutar del propio vino, se preguntan de dónde procede, se preguntan que es lo que el elaborador habrá querido expresar en el, que perciban el sentimiento que cada vino lleva y su razón de ser. Personas con una predisposición abierta a beber diferente, a beber un vino por encima de su marca, a beber un paraje o paisaje más que un roble allier o Missouri , son vinos para los que quieren tener una experiencia con vinos vivos que cambian, que te hablan, que evolucionan….Toda mi pasión y conocimiento va para ellos.
Variedades autóctonas, fermentaciones espontáneas, vinificaciones inferiores a las 5000 botellas, tecnología en armonía con lo tradicional, tipicidad, y mínima intervención son nuestras señas de identidad.

Equipo

Ramiro García Arnaiz, gerente, propietario y elaborador
Ana Salud Manzano García, Dpto. de administración
Raquel Peral García, Community Manager



Ver más información